5 tipos de brackets en ortodoncia

  • Clínica Dental Miguel Ángel en InglésClínica Dental en Español
5 tipos de brackets en ortodoncia

5 tipos de brackets en ortodoncia

En la actualidad existen 5 tipos de brackets en ortodoncia, todos ellos con el objetivo de alinear los dientes correctamente, además de las malposiciones  y maloclusiones dentales.

A continuación vamos a explicar los diferentes tipos de brackets que existen en ortodoncia, para que entre el paciente y el odontólogo escojan el que mejor se ajuste a las necesidades de la boca, dependiendo del problema dental en cada caso.

  1. Brackets metálicos. Se refieren a los tradicionales, los de toda la vida. están hechos de acero inoxidable de alta calidad. La ventaja de los brackets metal es el precio, ya que son los más económicos. El principal inconveniente de la técnica de ortodoncia convencional es que resultan muy anti estéticos. Pueden ser decorados con elásticos y gomas de una variedad de colores, por eso algunos paciente llaman brackets de colores.
  2. También existe la posibilidad de los Damon que son los brackets autoligables (no llevan ligaduras) y permiten que reducir la duración de la ortodoncia. En la ortodoncia autoligable de Damon los alambres se unen al bracket dental por un clip y no por las ligaduras empleadas en la ortodoncia convencional. De este modo, los brackets autoligables ejercen mucha menor fricción y se consigue una mejor distribución de fuerzas, lo que garantiza un tratamiento de ortodoncia de la máxima comodidad y rapidez para el paciente.
  3. Brackets estéticos de zafiro. Los brackets estéticos (brackets cerámicos, de porcelana o de zafiro) son transparentes y están diseñados para armonizar con el color natural del esmalte de un diente. Los brackets de zafiro son los brackets estéticos de mayor calidad por ser completamente transparentes y porque no se tiñen.
  4. Brackets linguales. Son una opción de ortodoncia invisible ya que los aparatos linguales no suelen ser visibles para otras personas. La técnica de ortodoncia lingual más avanzada es el sistema de incógnito. Los brackets linguales se ocultan detrás de los dientes y por eso son “invisibles” cuando sonríes. Son 100% personalizados para adaptarse a la forma de cada diente, siendo los aparatos de ortodoncia lingual creados a medida y exclusivamente para cada paciente en particular.
  5. Invisalign. La ortodoncia invisible de invisalign emplea alineadores transparentes removibles que son totalmente invisibles y no se notan. Este tratamiento permite corregir las maloclusiones y la posición de los dientes sin necesidad de llevar brackets dentales.