bruxismo, síntomas y tratamiento

Bruxismo: síntomas y tratamiento

Bruxismo o lo que también es conocido como rechinar los dientes durante la noche. ¿Cuáles son sus síntomas y tratamiento? 

Esta patología es la actividad muscular involuntaria masticatoria repetitiva que incluye el apretamiento, rechinamiento de los dientes y/o el apretamiento de los músculos masticatorios sin contacto dentario.  El Colegio Oficial de Odontólogos y estomatólogos (COEM) señala que puede provocar desgaste, fisuras y rotura de las piezas dentales, hipersensibilidad y dolor dentario, sobrecarga muscular, así como asociarse a ciertos dolores de cabeza y cervicales.

En la actualidad son cada vez más las personas que lo padecen, el último estudio publicado señaló que siete de cada diez personas sufren bruxismo y casi siempre es por la misma causa, por el ritmo acelerado y estresado de la vida que llevamos a diario.

El bruxismo se considera en muchos casos una disfunción del sistema nervioso central, lo que lo convierte en un problema difícil de controlar.

En algunas ocasiones, sobre todo cuando hablamos de bruxismo en sus estadios más leves (cuando se produce por un corto espacio de tiempo y de manera ocasional, como en el grado I), el bruxismo puede ser asintomático y aparecer y desvanecerse sin siquiera darnos cuenta.

Los síntomas pueden afectar a la calidad de vida de los pacientes. En casos más graves de bruxismo, los dientes pueden sufrir daños importantes y es necesario rehabilitar las piezas.

Los síntomas más comunes del bruxismo suelen ser dolores de cabeza, dolor de mandíbula, otros dolores musculares por ejemplo relacionados con la musculatura de la zona alta de la espalda y el cuello, sensibilidad en las piezas dentales ante el frío o el calor o dolor en los oídos.

Lo más importante para controlar el bruxismo es actuar en el foco del problema, es decir, qué es lo que nos está provocando estrés y ayudarnos de profesionales o con otras técnicas de relajación.

Además, una vez diagnosticado por el dentista, otra parte del tratamiento consiste también en la creación de una férula de descarga que nos ayude a liberar la tensión de la mandíbula por las noches sin hacer peligrar nuestras piezas dentales, parecido al tratamiento de la ortodoncia invisible. Estas férulas son personales e intransferibles, se realizan a partir de un molde de nuestra propia boca y suelen estar fabricadas en acrílico: un material rígido y transparente que actúa como una separación mecánica de los dientes previniendo su desgaste.

Estas férulas actúan como una solución temporal en el tratamiento del bruxismo.

Recuerda que el dentista es el especialista que puede tratar el bruxismo teniendo en cuenta la salud integral de tu boca. Existen varias modalidades de manejo de este hábito. Tu dentista te ayudará a manejarlo, ya sea con la colocación de una férula, farmacología, fisioterapia, psicoterapia, juntos elegiréis el mejor tratamiento de forma individualizada. Este tratamiento de ortodoncia en Palencia es transparente, extraíble y cómodo.