odontología deportiva en boxeo

¿Cómo afecta la salud bucodental al rendimiento deportivo?

Se ha comprobado que existe una relación entre el rendimiento deportivo y la salud dental y que, en caso de que ésta no sea buena, el rendimiento será menor. Pero, ¿cuál es la causa para ello? Hoy, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez e Hijos queremos hablaros de ello. 

¿Por qué la mala salud bucodental afecta al rendimiento deportivo?

Aunque pueda parecer raro, se ha visto que muchas lesiones, tanto articulares como musculares, son consecuencia de infecciones dentarias. Esto se debe a la presencia de dolor y la existencia de inflamación sistémica que producen los problemas orales. Un ejemplo de ello sería  la periodontitis, que incrementa el riesgo de aparición de contracturas musculares, fatiga muscular y peor recuperación de las lesiones.

Por otra parte, tendríamos que una mala oclusión también puede afectar a nivel deportivo. Si damos una mala mordida, podríamos tener dolores de cabeza, de mandíbula, problemas cervicales o incluso bruxismo. Del mismo modo, masticar incorrectamente puede producir dolores musculares o defectos en el equilibrio. Por ello, muchos deportistas buscan la solución en la ortodoncia. 

¿Cómo evitar que la salud bucodental incida sobre el rendimiento deportivo?

Hay medidas que pueden adoptarse para que evitar estos problemas, como las siguientes que os presentamos: 

  • Hidratación constante con agua y sin que haya un abuso de las bebidas energéticas.
  • Tener una correcta higiene bucodental, además de revisiones periódicas al menos dos veces al año, garantizando así un buen estado de salud oral.
  • Férula de descarga en el caso de padecer bruxismo.
  • Ortodoncia.
  • Dieta equilibrada.
  • Protectores bucales. 
  • No fumar.
  • No tomar alcohol.

No obstante, hay otra medida más, y que es frecuentemente utilizada y recomendada por los odontólogos, que también es muy efectiva: los protectores bucales. 

Si no habéis oído hablar de ellos demasiado, debéis saber que son un aparato que se coloca en la boca y que sirve para protegerla de las lesiones, como su propio nombre indica. Su función consiste en amortiguar los posibles golpes, preservando así tanto los dientes como los tejidos blandos de la boca.

Dada su utilidad y la importancia fundamental que tiene en deportes considerados de riesgo alto, usarlo es algo que se recomienda tanto a niños como a adultos.

En nuestro siguiente post os hablaremos un poco más sobre los protectores bucales para que sepáis con exactitud todo lo referente a ellos.