como tener los dientes blancos

¿Cómo tener los dientes blancos?

Sabemos que una sonrisa sana y bonita transmite seguridad, tranquilidad, bienestar, y un largo etcétera de mejoras en nuestra vida; por eso los odontólogos apasionados llevamos tantos años dedicados a la mejora de la autoestima de nuestros pacientes. Hemos querido especializarnos en hacer lo que mejor sabemos, ofrecerte un cambio en tu rutina diaria a través de tu sonrisa. ¿Cómo tener los dientes blancos? 

La sonrisa ocupa un papel protagonista en nuestra carta de presentación, lucir unos dientes cuidados y en armonía es un must de la sociedad actual. 

En Clínica Miguel Ángel García queremos que luzcas una sonrisa perfecta y unos dientes blancos, por lo que, en algunos casos, se debe recurrir a tratamientos dentales como el blanqueamiento dental, carillas e incluso alguna que otra cirugía.

A veces no nos damos cuenta pero el estrés al que estamos sometidos puede llevarnos a una catastrófica salud bucal. Un alto nivel de estrés ocasiona cambios en la forma de morder, que puede llegar a alterar el color de los dientes por desgaste dental o problemas más graves como el bruxismo, que hace que los dientes se desgasten de forma más rápida llegando incluso a romper piezas. Es muy importante tratar a tiempo estas patologías.

En cuanto a los tratamientos de blanqueamiento dental pueden aplicarse en casos muy diversos: tinciones dentales por tabaco, empastes antiguos, fármacos, té, café, entre otros.

Lo realizamos exclusivamente por profesionales especializados en blanqueamiento dental con las técnicas más innovadoras y materiales de última generación. Los resultados son notorios y visibles inmediatamente después de cada sesión. Se trata pues de un tratamiento muy eficaz y cómodo.

No obstante, existen alimentos y bebidas que contribuyen a manchar la dentadura y generar caries. En este caso, la máxima ‘somos lo que comemos’ cobra sentido ya que en muchos casos el estado estético de los dientes de muchas personas tiene su origen en la composición de los alimentos y bebidas que ingiere. Las bebidas son las que más daño ocasionan primero porque su ingesta es superior en volumen a los alimentos y segundo porque su estado líquido les permiten aprovechar la porosidad del esmalte y calar más.

Entre estos alimentos destaca el vino, el café, refrescos, gaseosas, bebidas azucaradas y energéticas, té, frutas y verduras de color intenso, caramelos, entre otros. 

Además, el tabaco, no es un alimento, pero si pasa por nuestra boca y por tanto, es también unos de los responsables de manchar la dentadura. El tabaco y más concretamente su nicotina ocasiona graves daños al esmalte dental.

Por último, la práctica diaria de una buena higiene dental es, sin duda, la gran responsable de tener unos dientes blancos. Cepillarnos los dientes lentamente más de dos veces al día, si puede ser, con cepillo eléctrico, renovarlo cada 3 meses, usar hilo dental y aclarar con un colutorio, son hábitos que no podemos dejar escapar.

Si además, comemos frutas, verduras y lácteos, fomentamos la limpieza de la dentadura durante su masticado al tiempo favorecen la segregación de saliva, un elemento básico para neutralizar los ácidos perjudiciales para el esmalte y reducir el riesgo de caries.

 Y tú… ¿Sueñas con tener unos dientes blancos?