cuándo lavarse los dientes

¿Cuándo lavarse los dientes?

Seguro que en más de una ocasión te has lavado mal los dientes, o no lo has hecho cuando deberías. ¿Te los has lavado justo después de comer? Error. Por ello, desde Clínica Miguel Ángel García vamos a darte las claves para saber cuándo lavarse los dientes y así llevar una correcta higiene bucal. 

¿Sabes que la última encuesta sobre salud bucodental de los españoles recogía que un 12% no se cepilla a diario y un 2,3% no lo hace nunca? Quizás estés entre el 85% restante pero no quiere decir que lo estés haciendo totalmente bien.

Cómo lavarse los dientes

Los dientes deben cepillarse durante dos minutos y dos veces al día. Pero, cuándo debemos cepillarlos o de qué manera. Por desgracia, mucha gente ni siquiera llega a plantearse estas dos preguntas. Desde Clínica Miguel Ángel García respondemos a todo:

  • Los dientes no deben lavarse hasta media hora después de comer. Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer es uno de los errores más extendidos. Parece lógico pensar que el mejor momento para lavar la dentadura es después de usarla, pero es una idea equivocada. Si hacemos esto frotamos el ácido, el mayor enemigo de nuestros dientes, contra éstos, haciendo que su efecto sea más intenso y duradero.
  • Tras las comidas lo mejor es enjuagarnos la boca con agua (o colutorio). En vez de lavarnos los dientes, lo mejor que podemos hacer tras una comida es enjuagar la  boca con agua. Así los niveles de pH se situen dentro de la normalidad. Tras las comidas podemos hacer una limpieza para prevenir que la placa se acidifique, una costumbre mucho más saludable que la de cepillarse después de comer.
  • Debemos barrer los dientes, no fregarlos. A la hora de lavarnos los dientes nuestro objetivo debe ser eliminar los restos de comida y los microbios, no extenderlos por la boca. La manera correcta de cepillarse los dientes es de arriba a abajo, no de derecha izquierda, pues de esta forma no corremos el riesgo de llevar la porquería debajo de la encía, lo que genera sarro y gingivitis.
  • Masticar chicles. Masticar determinadas sustancias puede ayudar a nuestra boca a producir saliva, el mejor mecanismo natural con  el que contamos para reducir los niveles de ácido en los dientes. Los chicles sin azúcar son una buena opción, pues además de ayudarnos a salivar contienen xilitol, un sustituto de la sacarosa que, pese a endulzar, tiene propiedades anticariogénicas. Pero no es lo único que podemos masticar para proteger a nuestros dientes. Uno de los alimentos más recomendables a consumir para finalizar una comida es el queso, pues ayuda a reducir el pH de la placa bacteriana y tiene elementos que ayudan a los dientes a remineralizarse.
  • No abusar con la pasta de dientes. Si usamos demasiada pasta nuestra boca se llena de espuma, provocando una sensación de limpieza que no tiene por qué ser real. Una buena técnica para cepillarnos los dientes correctamente consiste en realizar un primer lavado de estos sin pasta de dientes, lo que nos ayudará a ser más concienzudos en nuestro cepillado, para después volver a hacer un repaso con la pasta.
  • Y siempre, siempre, lavarnos los dientes antes de irnos a la cama. Cepillarse los dientes antes de acostarnos es básico para mantener una correcta higiene bucal, pues es el momento del día en el que el lavado es más necesario. Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas campan a sus anchas por nuestra dentadura, por ello es imprescindible que las eliminemos por completo antes de ir a la cama. Sin embargo, es el cepillado que más se obvia y el más importante.

Luego ya están otros asuntos como el tipo de cepillo que debemos usar, la cantidad de pasta que debemos poner y los alimentos que debemos consumir (o evitar) para cuidar la dentadura.

Ahora podrás volver hacerte la pregunta sobre cuándo lavarse los dientes y probablemente, ya sabrás la respuesta.

 

Fuente: Consejo de Dentistas de España