embarazo salud oral

El embarazo y la salud oral

No es raro escuchar que la salud oral puede verse afectada durante el embarazo si ésta no es cuidada debidamente, algo de lo que hoy queremos hablaros desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez e Hijos.

¿Por qué puede verse afectada la salud bucal en el embarazo?

Cuando una mujer se queda embarazada, hay que tener en cuenta que va a comenzar a experimentar cambios fisiológicos además de modificación de hábitos y eso, aunque no lo parezca, afecta a la salud oral.

Por esta razón, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos recomienda tener una actitud crítica y preventiva. Esta actitud consistiría en cumplir con un calendario de revisiones bucodentales que indique la matrona y consultas al dentista, haciendo en éstas revisiones rutinarias para cerciorarse de que todo está bien.

¿Qué es recomendable hacer en el embarazo para cuidar mejor la salud bucal?

Las visitas al dentista, nada más comenzar el primer trimestre del embarazo, deben ser aún más periódicas hasta el final de la lactancia del bebé.

No obstante, otras de las prácticas que es aconsejable seguir es:

 

  • Utilizar pastas de dientes fluoradas.
  • Tener una higiene interproximal con el uso de la seda, además de cepillos interproximales u otros similares.
  • Utilizar un enjuague que sea rico en clorhexidina.

 

Por otra parte, si en algún momento la embarazada nota que tiene algún problema bucodental, deberá acudir a su dentista para solucionarlo con él, algo que será aún más relevante en las últimas etapas del embarazo.

Preguntas y mitos sobre la salud oral durante el periodo de gestación

En ocasiones se dice que durante el embarazo se puede caer un diente, algo que es completamente falso. El mito se extiende porque se piensa que el calcio que el bebé necesita puede ser mucho y que por ello se pueda perder alguna pieza dental, pero el caso es que el calcio que el feto requiere se extrae de la alimentación.

Por otra parte, también se comenta que se puede producir sangrado de encías, algo que sí que es cierto. Si ocurre, sería un sangrado normal, pero ha de tratarse. La consecuencia de que esto se produzca puede ser por hormonas.

 

Como siempre os recordamos, en caso de que tengáis algún problema de salud bucodental, os recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros para que podamos valorar el caso y buscar la mejor solución.