Implantes dentales

Implantes dentales de carga inmediata: todo lo que necesitas saber

En otras ocasiones, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez ya os hemos hablado de los implantes dentales, pero hoy queremos centrarnos en los implantes dentales de carga inmediata, que también son conocidos como “Implantes dentales rápidos”.

¿Por qué se usan implantes?

Los implantes dentales, como todos sabéis, se usan cuando se ha producido la perdida o rotura de alguna pieza dental. La mayor parte de los pacientes deciden usarlos porque se ha visto que son bastante cómodos y que funcionan mejor incluso que algunas prótesis dentales, ya sean éstas fijas o removibles. Esto se debe, principalmente, a que los implantes no repercuten en las funciones anatómicas de la boca mientras que otras soluciones sí que pueden llegar a hacerlo.

Del mismo modo, si los implantes dentales se cuidan bien teniendo una higiene correcta, estos pueden durar toda la vida.

¿Por qué se eligen implantes dentales de carga inmediata?

Tener que ponerse un implante dental puede ser un proceso largo y, debido a ello, es por lo que muchos pacientes deciden optar por los implantes dentales de carga inmediata. Con ellos se aseguran de que todo estará listo en el mismo día en el que se someten a ello y, además, evitan los pasos intermediarios que sí tendrían que dar con el resto de implantes.

No obstante, para poder utilizar los implantes dentales de carga inmediata se deben cumplir una serie de requisitos, siendo el más importante que no se tengan antecedentes de patologías sistémicas que puedan hacer que surjan complicaciones en el tratamiento.

De igual forma, también es importante que tengamos una mordida correcta, una oclusión estable, una buena higiene bucal y, a ser posible, que no seamos fumadores.

¿Cuál es el procedimiento para los implantes de carga inmediata?

Este tipo de implantes tienen su clave en algo que se conoce como osteointegración dinámica. Esto quiere decir que se hace una integración del implante de titanio al hueso y que ésta se realiza cuando la prótesis ya está puesta.

La ventaja de esto es que, como decíamos antes, todo el proceso se hace en un mismo día e incluso es posible que el paciente recupere las funciones del diente en cuestión de horas tras el procedimiento.

Otra de las razones por las que también suele optarse más por este tipo de implantes es que, gracias a su rapidez, no se pasa ni un solo día sin que se tengan todas las piezas dentales.

 

Si vosotros tenéis algún problema dental o necesitáis haceros un implante no dudéis en venir a vernos o contactar con nosotros ya que estaremos encantados de poder ayudaros a resolver el problema bucal que tengáis.