qué son los protectores bucales deportivos

¿Qué son los protectores bucales deportivos y qué tipos existen?

Existe una relación entre la salud dental y el rendimiento deportivo. La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegracion (SEPA) vincula una mala salud bucodental  con un menor rendimiento deportivo. ¿Por qué?

Un gran número de lesiones articulares y musculares son consecuencia de infecciones dentarias. El hecho de que los problemas orales puedan perjudicar el rendimiento deportivo se debe a la presencia de dolor y la existencia de inflamación sistémica; por ejemplo, la periodontitis incrementa el riesgo de aparición de contracturas musculares, fatiga muscular y peor recuperación de las lesiones.

Otro problema que resuelve la ortodoncia y que nos puede afectar a nivel deportivo es la mala oclusión. Una mala mordida puede provocar dolores de cabeza, de mandíbula, problemas cervicales o bruxismo. Masticar de forma incorrecta puede producir dolores musculares o defectos en el equilibrio. Éste es uno de los motivos por los que algunos de los grandes deportistas se ponen ortodoncia.

Por todos estos factores que entorpecen el rendimiento académico es importante que se tomen las siguientes medidas:

  • Constante hidratación con agua y sin abusar de las bebidas energéticas.
  • Correcta higiene bucodental y revisiones periódicas como mínimo dos veces al año para garantizar un buen estado de salud oral.
  • Férula de descarga en el caso de ser bruxista.
  • Ortodoncia.
  • Dieta equilibrada.
  • Protectores bucales. 
  • No fumar.
  • No ingerir alcohol.

La medida más utilizada y recomendada por los profesionales en odontología son los protectores bucales. Estos consisten en un aparato que se coloca en la boca y sirve para protegerla de las lesiones, como su propio nombre indica. Su función, por tanto, es la de amortiguar los posibles golpes y así preservar tanto los dientes como los tejidos blandos de la boca.

Dada su utilidad y la importancia fundamental que tiene en deportes considerados de riesgo alto, su uso se recomienda tanto para niños como para adultos.

¿Cuándo son necesarios los protectores bucales?

  1. Cuando haya una predisposición a recibir traumatismos dentales.
  2. Cuando tengan unos dientes hiplerplásicos, débiles que pueden ser desde una amelogénesis imperfecta.
  3. Cuando se tengan reconstrucciones protésicas.
  4. Cuando estén realizando un tratamiento de ortodoncia.

¿Qué tipos de protectores bucales existen?

  • Estándar. Se venden en formato estándar, es decir, son iguales para todas las personas. Por eso, una vez que los compras están listos para ser usados. Dado que no todos tenemos la misma boca, es muy difícil que encajen bien y sean cómodos. No son muy recomendables porque no suelen ser de calidad.
  • Semi-adaptables. Este tipo de férulas cuentan con la particularidad de estar fabricadas con un material termoadaptable, es decir, que se moldea con calor en función de la boca del deportista. De hecho, los semi-adaptables pueden ser una buena opción cuando la persona que los usa se está sometiendo a un tratamiento de ortodoncia, ya sea con brackets o con los alineadores de Invisalign, ya que la boca cuando estamso en un tratamiento como la ortodoncia está en continuo cambio.
  • Fabricados a medida. Son los fabricados por el dentista de manera totalmente personalizada, ya que se hacen a través de unos moldes tomados al paciente. Es por ello que este tipo de férulas son indudablemente las mejores y con las que el deportista obtiene los mayores beneficios. Se adaptan y ajustan perfectamente a la anatomía dental y maxilar, por lo que son mucho más cómodos, no se caen, permanecen en la posición original y respetan la oclusión normal del paciente. Y, sobre todo, cumplen su función principal: protegen de manera efectiva los dientes y tejidos blandos de la persona que los lleva.

Esta vinculación entre mala salud bucodental y rendimiento deportivo ha provocado que aumenten las visitas de deportistas a las consultas de ortodoncia Palencia.

Si practicas deporte de forma habitual acuérdate de visitar a tu odontólogo y así poder mejorar tu rendimiento gracias a los protectores bucales deportivos.