Mala salud dental: consecuencias

  • Clínica Dental Miguel Ángel en InglésClínica Dental en Español
mala salud dental: consecuencias

Mala salud dental: consecuencias

No hay necesidad de señalar cuánto nuestros dientes son importantes para nosotros, tanto para nuestra apariencia física y nuestra salud en general.

Los ojos pueden ser la ventana a nuestra alma, pero los expertos en odontología señalan a menudo que nuestra boca es la ventana a la salud de nuestro cuerpo. Por eso mismo, queremos destacar las consecuencias que acarrea una mala salud dental.

Debemos tener en cuenta que casi todas las enfermedades, además de otros síntomas, también causarán algún cambio en nuestra boca. A veces el primer signo de una enfermedad aparece en su boca. Es por eso que es importante entender la conexión entre nuestra salud bucal y nuestra salud en general.

  • Dolor de muelas. Suele ser el síntoma más común de la boca que padecen los pacientes que no gozan de una buena salud dental. Muchos han sido los que se han visto afectados más de una noche sin poder dormir por un dolor de muelas. En la mayoría de los casos, la única solución es la extracción de la muela, pero no siempre es así, ya que con los avances de hoy en día, existen otras opciones como el relleno dental, el canal radicular, el puente dental, la corona o, en última instancia, la extracción dental. También hay mejoras cosméticas e implantes dentales disponibles que pueden ofrecer alternativas al tratamiento tradicional.
  • Halitosis. Más conocida como mal aliento, que se origina en la boca debido a a interacción al aire libre con las bacterias, lo que representa una mala salud bucal. Incluso en algunos casos la disfunción nasal puede causar muy mal aliento. Además, todo tipo de sinusitis, goteo post-nasal y alergias pueden contribuir al problema del mal aliento.
  • Mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Una pérdida de dientes y encías que los rodea puede contribuir al aumento del riesgo de accidente cerebrovascular isquémico. Un último estudio de la Universidad de Boston ha confirmado que las personas con una larga historia de uso del tabaco, casi sin dientes, tenían significativamente más probabilidades de tener un historial de accidente cerebrovascular. Una inflamación crónica que surge de la enfermedad dental puede causar endurecimiento de las arterias y aterosclerosis – un factor de riesgo clave para el accidente cerebrovascular.
  • Estado general de salud. con un buen cuidado oral podemos mantener estas bacterias bajo control. La higiene y la prevención se basa generalmente en el cuidado diario de nuestra salud dental. Nuestra saliva es también una defensa clave contra las bacterias y los virus. Así que en una situación normal, no deberíamos tener ningún problema. Sin embargo, la mala higiene dental permite que las bacterías crezcan sin control. Lo que puede conducir a la inflamación severa y las infecciones de las encías. Esto puede ser extremadamente peligroso, porque nuestras encías son nuestra primera línea de defensa, y cuando las bacterias pasan esta línea la siguiente parada es nuestro torrente sanguíneo.

Otras enfermedades relacionadas. Nuestra salud dental y salud bucal en general podría estar vinculada a una serie de diferentes enfermedades. 

  • La enfermedad de las encías podría relacionarse con el nacimiento prematuro. Las bacterias entran en el torrente sanguíneo a través de las encías dañadas, y terminan en la placenta de la mujer embarazada o líquido amniótico, lo que provoca un parto prematuro. Cuando está embarazada, es vital mantener la salud oral.
  • La diabetes aumenta el riesgo de enfermedad de las encías, cavidades, pérdida de dientes, boca seca y una variedad de infecciones orales; A cambio, la mala salud bucal puede hacer que la diabetes sea más difícil de controlar.
  • VIH / SIDA: Uno de los primeros signos de SIDA puede aparecer en la boca del paciente, generalmente como una infección severa de las encías. En la mayoría de los casos se trata de una infección de hongos Candida, visto como una capa blanca sobre la lengua y las encías.

Es posible evitar todas estas posibles complicaciones de salud dental y también disfrutar de una sonrisa perfecta siempre y cuando siga los mejores consejos en higiene y prevención.