pérdida d dientes, sin un diente,

Pérdida de dientes, causas y tratamiento

Con motivo del Día Mundial de la Salud Bucodental que se celebró ayer 20 de marzo y siendo la enfermedad periodontal la principal causa de pérdida de dientes en la población española, donde más del 85% de la sociedad la sufren, queremos tratar las causas, tratamiento y cómo evitarlo. 

En primer lugar hay que señalar que la enfermedad periodontal no provoca dolor pero debes prestar atención a ciertos síntomas que indicarán un posible padecimiento de la enfermedad.

La pérdida de dientes se llama profesionalmente edentulismo, ya sea por su caída o su extracción por parte de un dentista.

Aunque este problema puede darse en todas las épocas de la vida, la pérdida de los dientes afecta más a personas de edades avanzadas, que suelen tener las encías en peor estado y más problemas de densidad ósea, sobre todo en las mujeres con osteoporosis.

¿Cuáles son sus principales causas?

Además de los posibles traumatismos del paciente, que pueden causar la pérdida de uno o más dientes, el edentulismo puede venir provocado por dos causas principales:

  • Una enfermedad periodontal en su etapa más avanzada destruye el tejido que sostiene el diente, por lo que las piezas dentales acabarán moviéndose y cayendo.
  • También puede causarla una caries tan grave que no sea posible salvar el diente con una endodoncia. En ese caso, se hace necesario extraer la pieza dental para aliviar el dolor del paciente y evitar que se extienda la infección.

¿Cuáles son sus consecuencias?

A simple vista una de las consecuencias de la persona afectada es que no podrá masticar bien algunos alimentos, por lo que debe limitarse a alimentos blandos, y la incomodidad que ello genera. Además, esto provoca a su vez problemas digestivos y nutricionales. Incluso problemas de oído, dolor de cabeza o en las cervicales por la mala masticación.

Las consecuencias son también psicológicas, ya que puede causar problemas graves de autoestima en una sociedad donde lo estético es cada vez más primordial.

¿Cuál es su tratamiento? 

La pérdida de dientes siempre se ha solucionado con prótesis y puentes dentales removibles, las dentaduras postizas de toda la vida, pero claramente tiene sus limitaciones en el desajuste que provoca en paciente cuando este come, habla o ríe.

El mejor tratamiento es sin duda, los implantes dentales, que como muchos sabéis consisten en un tornillo de titanio o zirconio, que se integra perfectamente en el hueso del maxilar y la mandíbula, sobre el que se coloca una corona.

El paciente nunca notará la diferencia de su diente natural al del implante.

Consejos para evitar la pérdida de dientes

La enfermedad periodontal tiene un origen bacteriano y multifactorial donde existe una serie de factores de riesgo relacionados con la posibilidad de padecer alguna pérdida dental. El tabaco, la predisposición genética, la diabetes no controlada, la acumulación de placa bacteriana, el estrés, dientes mal posicionados, dientes en trauma oclusal o sequedad bucal, puentes, coronas o restauraciones dentales mal adaptadas, cepillado inadecuado o incluso fuerza excesiva.

Existen otros factores de riesgo pertenecientes a medicamentos, cambios hormonales, salud general o bruxismo que puede agravar la enfermedad periodontal.

Recuerda, una sonrisa bonita requiere de una encía sana.