el blanqueamiento dental es sustituto de la limpieza

¿Puede sustituir el blanqueamiento dental a una limpieza?

Algunos clientes nos hacen una pregunta bastante frecuente y es si el blanqueamiento dental puede sustituir a una limpieza bucal. Hoy, desde Clínica Miguel Ángel García queremos aclarar estas dudas explicando en qué consiste cada método y qué finalidad tienen. 

En la actualidad son dos de los tratamientos más demandados en las clínicas dentales y ambos están relacionados con la salud y la estética bucal. Ahora bien, cabe destacar que uno no es sustitutivo del otro, por tanto, el blanqueamiento dental no puede sustituir a una limpieza, nunca. Cada uno tiene procedimientos distintos con diferentes finalidades.

En cuanto a la limpieza bucal, es algo imprescindible para todos en cuanto a lo que se refiere a la higiene dental y para ello, es necesario limpiarse los dientes después de cada comida y de una forma completa, utilizando el dentífrico, el hilo dental y un enjuague bucal.

En cambio, aunque te cepilles los dientes a diario entre 2 y tres veces es posible que no estés acabando con todas las bacterias: siempre hay zonas de difícil acceso donde se acumulan y a las que no somos capaces de acceder con los métodos tradicionales. Para ayudarnos a mantener nuestra boca y dientes limpios de manera más profunda existe la limpieza dental en el dentista.

El objetivo de la limpieza dental es acabar con la placa bacteriana que se va acumulando entre nuestros dientes, así como el sarro, que pueden ser causante, a largo plazo, de alguna enfermedad oral como la gingivitis o la periodontitis. Hemos de señalar que también mejora la estética de los dientes, ya que se ven más blancos y brillantes.

Por otro lado, tenemos el blanqueamiento dental, otro tratamiento, que como hemos dicho anteriormente, no es sustituto de la limpieza. Este es un procedimiento estético que se realiza con el fin de dar una apariencia a nuestros dientes. Tanto por el paso del tiempo como por la acción de algunos agentes como la nicotina o el café, nuestros dientes pueden tender a oscurecerse y presentar un color más apagado, de un tono amarillento.

Debemos recordar y tener en cuenta, que siempre el blanqueamiento dental debe ser efectuado por un especialista y se lleva a cabo en una o varias sesiones. El tratamiento se puede seguir desde casa, dependiendo del tipo de blanqueamiento que nos estamos tratando, con el material necesario y bajo prescripción médica.

Como hemos comentado, la limpieza es necesaria para todos nosotros porque es una cuestión de salud. Si a la limpieza le añadimos un tratamiento de blanqueamiento dental podemos conseguir un beneficio mayor que si lo hacemos por separado, precisamente porque el blanqueamiento se realiza sobre unos dientes que ya están limpios y libres de manchas.