5 remedios para el mal aliento

  • Clínica Dental Miguel Ángel en InglésClínica Dental en Español
5 remedios para la halitosis o mal aliento

5 remedios para el mal aliento

El mal aliento o también conocida como halitosis es uno de los problemas más frecuentes de la sociedad, siendo una de cada dos personas los que sufren esta patología.

Además, entre otras cosas, puede afectar a las relaciones personales del paciente por lo que en ocasiones, es un tema tabú. Con frecuencia las otras personas no se atreven a hablar a los pacientes sobre su mal aliento. Pero esto podría ser de gran ayuda porque la mayoría de las personas no son conscientes de este problema.

El mal aliento se define como un conjunto de malos olores que se emiten por la boca. Es un problema relacionado con una higiene bucal deficiente o con enfermedades de la cavidad oral, aunque en ocasiones puede ser una manifestación de alguna otra patología.

La mayoría de las personas con halitosis tienen problemas en el área de la boca, nariz o faringe, lo que puede también deberse a una falta de higiene bucal. Con ayuda de una higiene bucal cuidadosa, muchos afectados podrían solucionar su problema en gran medida.

Un aliento desagradable, es decir, una halitosis, también puede deberse a enfermedades del matabolismo, del aparato digestivo o de los órganos respiratorios, como, por ejemplo, la diabetes.

El tratamiento depende sobre todo de las causas de la halitosis o mal aliento, por lo que hoy, desde Clínica Dental Miguel Ángel García os queremos señalar 5 remedios para el mal aliento. 

  • Higiene bucal. Cepíllate los dientes después de cada comida, utiliza hilo dental y usa  un enjuague bucal diario. Muchas bacterias se combaten cepillando la parte trasera de la lengua, donde mejor se ven las papilas gustativas, la cara interna de las mejillas y el paladar. El uso de un enjuague bucal como parte de la rutina diaria te ayudará a eliminar muchas de las bacterias que causan el mal aliento, incluso en los lugares que el cepillo de dientes no alcanza.
  • La saliva. La saliva ayuda a eliminar los malos olores de la boca. Los cítricos, como las naranjas y los limones, y los alimentos ricos en fibra, como algunas verduras, estimulan la producción de saliva. Masticar chicles sin azúcar de menta u otros caramelos ayudan también a la producción de saliva y pueden reducir el mal aliento en el momento que lo comes pero luego volverá.
  • Sequedad bocal. El mal aliento se puede reducir limitando los elementos que causan la reducción del flujo salival y secan la boca, como es el caso de respirar por la nariz y no sólo por la boca, asegurarse de usar medicamentos correctamente, evitar tragar la comida sin tragar y no pasar períodos largos de tiempo sin beber agua.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada. Intenta no mezclar almidones (patatas, pastas o pan) con proteínas. Y de postre, escoge fruta asada y una infusión de menta, anís estrellado, manzanilla o tomillo.
  • Otros remedios como beber mucho líquido y come verduras frescas y con fibra, eliminar toxinas a base de verduras cocidas o crudas, limitar el consumo de grasas, azúcar y tomar más infusiones, así como visitar tu clínica dental de forma regular para detectar de forma precoz cualquier problema de mal aliento y evitar que vaya a más.