Retención de la ortodoncia

La retención en la ortodoncia

La retención en la ortodoncia es el mecanismo que mantiene los dientes en su posición correcta tras el tratamiento de la ortodoncia con brackets. Su objetivo es mantener los resultados obtenidos.

“Tras mover los dientes con la ortodoncia, estos tienden a moverse para volver a su posición original”.

La fase de retención consiste en llevar los aparatos que mantienen los dientes en la posición correcta. Este mecanismo es de vital importancia para asegurar la estabilidad a largo plazo de los resultados obtenidos, que a través de los retenedores controlaremos el problema que puedan causar.

La clínica dental se ocupa de recordarle a los pacientes que tienen que acudir de forma regular tras finalizar el tratamiento donde se revisará periódicamente.

La retención puede ser removible o fija. Entre los removibles, los más comunes son los que contienen resina en el paladar y un alambre que rodea los dientes anteriores y los molares para dejar libre la parte por donde masticamos. También existe el aparato removible transparente de plástico sin paladar y casi imperceptible a la vista.

Es importante que nos lo pongamos durante el tiempo que nos indica el dentista, y por supuesto, no comer con él, cepillarlo una vez al día y enjuagarlo en abundancia con agua fría.

En cambio, el retenedor fijo, es un alambre pasivo y fino que va pegado en los dientes anteriores, en ambos caninos y en los cuatro incisivos inferiores, es decir, en la parte interna. De esta manera, no se aprecia que lo llevamos puesto. Este requiere más cuidado por parte del paciente, ya que es fácil que se pueda acumular placa bacteriana y sarro.

Hay tratamientos en los que se llevan los dos tipos de retenciones, tanto el removible como el fijo, de manera simultánea para asegurar al paciente que los dientes no se volverán a mover. El ortodoncista será el que decidirá el tipo de retenedor que mejor se ajuste a las necesidades del paciente, teniendo en cuenta la nueva posición de los dientes.

Los retenedores solo están diseñados e indicados para el uso del tratamiento de ortodoncia. Si no es así, los objetivos del tratamiento no se producirán.

Hay algunos pacientes, que después de haber pasado algunos años, vuelven a la clínica para preguntarnos sobre cuánto tiempo hay que llevar el retenedor. Un tema en ortodoncia que seguirá siendo muy controvertido puesto que hay profesionales que lo recomiendan durante un corto período de tiempo, otros directamente no ponen retención y otros que defienden que cuanto más tiempo se lleve, mejor.

Sin embargo, desde el punto de vista de Clínica Dental Miguel Ángel García, depende de muchos factores como, la posición inicial y final de los dientes, la oclusión, la existencia de alguna enfermedad en las encías, si el paciente está o no en período de crecimiento post tratamiento.

Dependiendo de cada caso, planteamos llevarlo de forma permanente ya que es la forma más segura de mantener los resultados obtenidos tras el tratamiento, aunque individualmente y en función de las características, se podría valorar la retirada de este sistema de retención tras un periodo de tiempo.