fractura dentaria

Roturas dentales: síntomas y causas

Cualquier parte de una pieza dental puede verse dañada y llegar a causar roturas dentales o microrroturas que, de no ser tratadas a tiempo, pueden generar problemas mayores. Hoy, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez e Hijos queremos hablaros de ellas.

 

¿Cómo detectar si tiene una rotura o microrrotura dental?

Los principales síntomas suelen ser dolor al masticar diferentes alimentos, además de que se aumenta la sensibilidad dental tanto al calor como al frío. No obstante, hay que tener en cuenta que la molestia asociada a la rotura dental puede aparecer y desaparecer, lo que hace que sea más difícil de detectar.

Otros síntomas serían tener hinchadas las encías que están alrededor del diente agrietado, y sentir incomodidad alrededor de los dientes ya las encías que, como señalábamos antes, es difícil de precisar.

 

¿Qué causa las roturas o microrroturas dentales?

Las causas para que este problema se produzca son varias y os las exponemos a continuación:

  • Mordida demasiado fuerte a un trozo de comida.
  • Rechinar los dientes en exceso, algo que, por lo tanto, podría derivar del bruxismo.
  • Lesiones físicas o traumatismos.
  • Cambios bruscos de temperaturas, que, aunque no lo parezca, también pueden llegar a romper un diente.

 

¿Cómo remediar las roturas o microrroturas dentales?

Para ponerle solución a esta problemática hay que pedir cita con el dentista. De hecho, en cuanto se nota un primer síntoma es recomendable pedirla porque, cuanto antes se trate, será mucho mejor. Esto ahora que no vaya a más y que el dolor y la incomodidad duren lo menos posible.

No obstante, hay algunos remedios que pueden hacerse para aliviar los síntomas:

 

  • Enjuagar la boca con agua tibia.

 

  • Tomar analgésicos que sean calmantes, tales como el ibuprofeno.
  • Mantener compresas frías contra la mejilla en la que está la rotura dental para ayudar a que se reduzca así la hinchazón.

Llevar a cabo estas prácticas no garantiza que el diente vaya a recuperarse y por ello la visita al dentista es obligatoria ya que, cuanto más se tarde en hacerla, más complicado será que el diente se salve.