férula dental, tipos

Férula dental: tipos

Seguramente, es más de una ocasión has escuchado a alguien cercano eso de “tengo una férula”, que le ayuda a corregir cualquier situación bucodental. ¿Es posible que un misma férula o aparato sea capaz de hacer todas esa cosas? La respuesta es no, ya que existen diferentes tipos de férulas dentales para cada tratamiento específico. 

En definitiva, una férula dental es una estructura de acrílico retenida en los dientes y se utiliza con diferentes funciones. Las férulas son hechas a medida para cada paciente y se colocan en la arcada superior o inferior.

Entre las principales funciones, sirven para reducir la hiperactividad muscular, cuando hay pacientes con trastornos musculares (miositis, dolor miofascial) con trastornos articulares inflamatorios (capsilutis/sinovisitis, retrodiscitis) o en pacientes con rehabilitaciones soportadas por implantes o por muchos dientes.

El objetivo de una férula dental es prevenir futuros desgastes y roturas dentales y se tratan las diferentes patologías que sufre el paciente. 

Como hemos comentado anteriormente, existen distintos tipos de férula dental, en función del uso que se le de hablaremos de uno u otro tipo.

  • Férula de descarga. Las férulas de descarga son las más famosas y se utilizan en pacientes bruxistas. Como sabemos, el bruxismo es la patología que cursa con una hiperactividad de la musculatura masticatoria. Las férulas de descarga intentan relajar la musculatura y las articulaciones que unen tu mandíbula a la base del cráneo (ATM) y que en vez de desgastar los dientes, desgastes el plástico. Se utilizan generalmente durante el sueño, sólo se usan las 24 horas en casos de bruxismo severo que presenten dolor muscular o articular continuo y fuerte.
  • Férula de blanqueamiento. Estas férulas se utilizan en tratamientos de estética dental para un blanqueamiento de los dientes. Están hechas de plástico blando y diseñadas para que el paciente coloque el agente blanqueador fácilmente. Al colocarlas en la boca este agente blanqueante hace contacto con los dientes durante el tiempo que llevemos la férula de blanqueamiento.
  • Férula de retención. Las férulas de retención se utilizan una vez que se finaliza un tratamiento de ortodoncia. Su función es que los dientes no se muevan otra vez hacia donde estaban, ya que los dientes “tienen memoria” y tienen a moverse a su postura anterior a la ortodoncia. Existen dos tipos de férulas de retención. Por un lado, las de retención fija, aquellas en las que quedan pegadas a los dientes con composite y por detrás de la dentadura para que no se vea. En cambio, las de retención removible, son aquellas que se utilizan más en la arcada superior cuando no hay suficiente espacio. Si los dientes de abajo chocan contra la retención la van a despegar continuamente.
  • Férula de estabilización. Las férulas de estabilización se utilizan en pacientes que han sufrido traumatismos dentales que hayan provocado luxaciones o avulsiones dentales y/o fracturas de las raíces de los dientes. Su diseño es el mismo que el de las ferulas de retención fijas. 

Si tienes algunos de los problemas bucodentales mencionados anteriormente, en Clínica Dental Miguel Ángel contamos con diferentes soluciones y tipos de ferúlas para cada caso, de forma personalizada para corregir la necesidad odontológica de cada paciente.