Implantes de carga temprana

  • Clínica Dental Miguel Ángel en InglésClínica Dental en Español
Clínica Dental Miguel Ángel - Publicación

Implantes de carga temprana

Artículo original publicado en el  Diario Palentino – 6 junio – 2003

Autor: Dr. Roberto García Fernández

Cuando hablamos de implantes nos referimos a un dispositivo artificial de titanio cuya función es la de sustituir la raíz del diente o los dientes perdidos. Un implante consta de una porción radicular o implante propiamente dicho y de una porción coronal atornillada o cementada al implante o fijación, cuya función es sustituir el diente o los dientes perdidos. Un implante sirve para sustituir un solo diente o un grupo de dientes, pudiéndose rehabilitar arcadas completas con muy pocos implantes.

Un tratamiento con implantes consta de dos partes: una primera parte o primera cirugía, en la cual se colocan los implantes en los lugares edéntulos repartidos estratégicamente, y una segunda parte o segunda cirugía, en la cual se descubre el implante, y se toman los registros necesarios para la elaboración de los dientes, una vez transcurrido el periodo de osteointegración, mecanismo de reparación óseo mediante el cual el implante se suelda al hueso y cuya duración oscila de 2 a 6 meses, en función del tipo de hueso y las características fisiológicas de cada individuo.

Los <strong han permitido modificar este largo protocolo de tratamiento mediante técnicas de carga temprana y técnicas de carga inmediata, eliminando el tiempo de espera del periodo de osteointegración de dos formas distintas.

Cuando hablamos de técnicas de carga temprana nos referimos a la colocación de los implantes y de los dientes en un tiempo nunca superior a 15 días, es decir, antes del comienzo del periodo de cicatrización del implante en el lecho óseo. Para ello es necesario gran experiencia en tratamientos con implantes, ya que para el éxito del tratamiento son imprescindibles una serie de requisitos como por ejemplo una longitud del implante superior a 10 mm, buena estabilidad primaria, ajustes especiales en la prótesis, etc., en cuya ausencia se pondría en peligro el éxito total del tratamiento.

Cuando hablamos de técnicas de carga inmediata nos referimos al Novum o similares, que son técnicas de implantología avanzada consistentes en la colocación de implantes en función de una prótesis ya elaborada. La precisión de este tipo de cirugía es muy elevada y la experiencia del implantólogo es imprescindible. Con este tipo de técnicas conseguimos la colocación de los implantes y de los dientes el mismo día.

Todos estos avances hacen que el trauma que supone para muchos pacientes la pérdida de los dientes no sea agravado en algunos casos con la colocación de dispositivos con ganchos, paladar, o tallando las piezas adyacentes para colocar dientes perdidos. Actualmente la implantología es capaz de cambiar la vida de muchos pacientes, cuya vida social y laboral se ha visto gravemente afectada por la pérdida de sus dientes.

Las rehabilitaciones con implantes son hoy en día la primera indicación en la sustitución de dientes perdidos, ya que no provocan una reabsorción acelerada de los rebordes alveolares como ocurre con las prótesis de quitar y poner, no reducen el tiempo de vida de los dientes sobre lo que se colocan ganchos, ni es necesario tallar los dientes adyacentes para reponer piezas dentarias.

Gracias a los numerosos estudios llevados a cabo en los últimos años las contraindicaciones de los tratamientos con implantes apenas existen, habiéndose desarrollado técnicas tales como implantes pterigoideos, implantes transzygomáticos, transposición del nervio dentario, elevaciones de senos o injertos óseos de diversos tipos, que permiten la colocación de implantes en cualquier parte de la cavidad oral o zonas cercanas a ellas.