tratamiento ortodoncia

Ortodoncia: Cómo es el tratamiento

En anteriores ocasiones, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez, ya os hemos hablado de la ortodoncia, pero hoy queremos profundizar algo más en ella para que podáis conocer el tratamiento al completo.

¿Cómo funciona la ortodoncia?

Como sabéis, la finalidad de la ortodoncia es que se puedan corregir los defectos que se producen en la posición de los dientes, al igual que también se solucionan las alteraciones que se dan en los huesos en los que se insertan para que la alineación sea correcta. Gracias a esto se consigue que haya una buena oclusión y una mordida adecuada.

Tratamientos de ortodoncia

Cuando es necesario realizar una ortodoncia hay que tener en cuenta el caso en cuestión debido a que existen diferentes tipos de tratamientos. Pueden ser ortopédicos, necesitar cirugía, o quedarse nada más que en la utilización de brackets durante un determinado periodo de tiempo que será determinado por el especialista.

Debido a la variedad, es posible que en ocasiones sea necesario que los tratamientos de ortodoncia requieran que intervenga un odontólogo que, además, cuente con otras especialidades como:

  • Periodoncia
  • Estética dental
  • Prótesis
  • Cirugía maxilofacial

Si esto ocurriera, la ortodoncia terminaría siendo un tratamiento multidisciplinar que estaría coordinado por el ortodoncista.

Ortodoncia en niños

Si el problema dental se detecta cuando los niños aún tienen los dientes de leche el problema intenta resolverse mediante un aparato removible, que sería la conocida férula. Dicho aparato se podría quitar para comer y también para poder lavarse los dientes y cualquier otra práctica que se haga para mantener una correcta higiene dental.

Sin embargo, una vez que el niño tuviera todos los dientes definitivos tendría que continuar el tratamiento con un aparato fijo.

Ortodoncia fija

La ortodoncia fija es la más conocida y, tal y como se ha mencionado en otras publicaciones anteriores, está compuesta por unos aparatos construidos por arcos de alambre fabricados en diferentes materiales y sobre los que se colocan los soportes (brackets).

Los brackets son fijados uno a uno en los dientes con un ángulo de inclinación y de torsión que se ha calculado minuciosamente con anterioridad. Con ello se consigue que el conjunto de arcos vaya empujando a las piezas dentales hasta lleguen a colocarse en la posición correcta, obteniendo la alineación correcta antes mencionada.

También hay que tener en cuenta que durante el tratamiento hay que llevar los elásticos o gomas. Estos se quitarán y se pondrán siguiendo las indicaciones del ortodoncista y tendrán diferente tamaño y grosor ya que dependerá de la fuerza que se tenga que aplicar.

Es relevante destacar que la ortodoncia fija se utiliza normalmente para la corrección de mordidas abiertas o cruzadas y que el hecho de usar los elásticos puede ayudar a que el tiempo del tratamiento sea menor.

 

En nuestra clínica somos expertos en ponerle solución a todo tipo de problemas bucodentales, por lo que os recomendamos que, en caso de que vosotros tengáis uno, os pongáis en contacto con nosotros.