Beneficios Férula de descarga

Tipos de férula dental

A menudo os hablamos de determinados tratamientos con los que poder conseguir una mejor sonrisa debido a algunos problemas bucales. Hoy, sin embargo, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez nos vamos a centrar en comentaros qué ayuda proporcionan las férulas dentales.

¿Qué es una férula dental?

Probablemente todos lo sepáis, pero para el que lo desconozca, cabe decir que la férula dental es un dispositivo elaborado con resina acrílica que es transparente, dura y que está hecha a medida. Probablemente hayáis oído hablar de ella dado que es una de las formas de ayudar a paliar los efectos del bruxismo.

Por lo general, estas férulas se colocan en la parte superior o inferior de la boca y su función es la de reducir la hiperactividad muscular que puede darse en pacientes que tengan trastornos musculares, trastornos articulares inflamatorios, o en personas que estén en rehabilitación por implantes de varios dientes.

Sin embargo, existen diferentes tipos de férulas debido a que cada una de ellas se utiliza para algo diferente. Por ello encontramos férulas de descarga o relajación, férulas de ortodoncia, o férulas de blanqueamiento.

Férula de descarga o relajación

Cuando se utiliza esta férula es porque se quiere controlar la hiperactividad muscular antes mencionada y que puede derivar en el bruxismo, lo que supondrá un desgaste en los dientes que incluso puede evolucionar en rotura dental.

La férula, por lo tanto, se encarga de disipar las cargas transmitidas por la fuerza con la que se muerde al apretar o rechinar los dientes y se relajan los músculos faciales. Gracias a esto, se consigue que la tensión de la mandíbula se vea aliviada y que, de esta manera, se reduzcan los dolores en dicha articulación además de en la cabeza o las cervicales.

Férula de ortodoncia

Cuando el tratamiento de ortodoncia llega a su fin, si no se quiere perder el resultado logrado es necesario usar férulas para que los dientes no se muevan, que es la tendencia que tienen una vez que el aparato dental se retira y empieza a masticarse sin él.

Debido a esto, es recomendable usar férulas o retenedores, que deberán utilizarse durante todo el día durante los seis primeros meses, pasando nada más que a las noches en los tres años siguientes, aunque algunos ortodoncistas van reduciendo de forma progresiva el tiempo que debe usarse.

Férula de blanqueamiento

Cuando alguien quiere hacerse un blanqueamiento dental puede hacerlo mediante férulas y en su propia casa, aunque siempre es recomendable estar bajo la supervisión de un odontólogo. Este tipo de blanqueamiento consiste en una férula, una jeringa que contiene agente blanqueador y, en algunos casos porque no se da en todos, puede ser que también haya una fuente lumínica para la fotoactivación del mismo.

 

Nosotros, desde nuestra clínica, llevamos a cabo algunos de estos tratamientos, por lo que os recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros para que podamos atenderos en caso de que lo necesitéis.