Llama aquí
Llama aquí
alveolitis

Alveolitis: qué es, causas y tratamientos

Probablemente, la palabra “Alveolo” no sea una desconocida para vosotros, pero ¿habéis oído hablar alguna vez del alveolo dentario o la alveolitis? Hoy, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez e Hijos queremos informaros sobre ella, además de comentaros sus causas y tratamientos.

¿Qué es el alveolo dentario?

Para empezar, debemos saber que el alveolo es la cavidad ósea de los huesos maxilares, es decir, donde se alojan las raíces de los dientes. Junto con el ligamento periodontal, es una de las partes más importantes para la sujeción de los dientes. No obstante, cuando se realiza una extracción dental, esta cavidad queda expuesta.

En el alveolo, una vez que se hace dicha extracción, se forma un coágulo que da paso a la cicatrización y la remodelación ósea de la zona. Es un proceso que dura 5 semanas mientras que, la reparación, que se da con un  hueso de más densidad, es de 3 a 5 meses dependiendo de las circunstancias. Con esto nos referimos a la complejidad que presente la extracción, que sea un paciente fumador, que haya infección previa del diente, etc.

La alveolitis

De ella podríamos decir que es la inflamación del alveolo, algo que, por lo general, está relacionado con una infección o un acto traumático.

La más habitual es la que se produce después de una extracción dental y habiendo una infección previa o que se haya dado en el proceso de cicatrización; se presenta con un dolor constante que va de moderado a cada vez más intenso.

Hay destacar, llegados a este punto, que hay un tipo particular de alveolitis: la Alveolitis seca.

Ésta se produce por la presencia de un alveolo óseo sin sangrado de aspecto necrótico y claramente visible. Está acompañada del dolor que acabamos de mencionar y es común en personas muy fumadoras.

En ocasiones se puede dar por la realización de una cirugía con poca irrigación, pero también por la alta velocidad del instrumento rotatorio. Si fura por esto, se provocaría un calentamiento de hueso que lleve a necrosis y dolor postoperatorio.

Tratamientos para la alveolitis

Para poder tratar la alveolitis, habrá que ver cuál ha sido exactamente la causa. Si ha ocurrido por un alveolo infectado postcirugía o previamente, con la toma de antibiótico se podrá tener una recuperación.

Sin embargo, si la alveolitis es seca, no sólo se precisará los antibióticos, sino también los corticoides vía oral además de antiinflamatorios.

Por otra parte, también es conveniente lavar el alveolo con clorhexidina, y tener en cuenta que los enjuagues de ácido hialurónico ayudan a la cicatrización. 

Recomendaciones tras una intervención por alveolitis

Como decíamos antes, la alveolitis más problemática es la seca y la que supone un mayor malestar por durar más y ser más resistente al antibiótico. Nuestras recomendaciones se centran más en este tipo, pero son válidas para la normal.

Como supondréis, lo primero es no fumar. No es un hábito nada recomendable, pero lo es aún menos después de una extracción debido a la nicotina, que es un vasoconstrictor que no favorece la cicatrización. Por otro lado, hay que recordar lo mencionado anteriormente: una buena higiene postquirúrgica, con enjuagues e irrigaciones en el alveolo para mantenerlo limpio, es de gran ayuda para la recuperación.