Llama aquí
Llama aquí
embarazo y salud denal

Embarazo y salud bucal: Por qué debes ir al dentista antes del embarazo

Son varios los factores importantes que hacen que la boca de la mujer sea muy sensible cuando esta queda embarazada. Por ello mismo, se recomienda visitar al dentista antes de quedarte en estado. 

Los vómitos y reflujos gástricos, cambios en la composición de la saliva, modificaciones en la dieta y alteraciones hormonales son algunos de los motivos que aumentan el riesgo de padecer caries u otros problemas dentales. 

Uno de los cambios que se producen en la mujer embarazada y la más olvidada, es en la boca, aunque en los primeros meses no nos demos cuenta, la sensación de sequedad bucal, cambios en la composición de la saliva, náuseas y vómitos y otras posibles condiciones clínicas hacen fundamental el cuidado dental por parte de las gestantes.

Los especialistas recomiendan acudir al dentista al menos una vez en esta etapa, si es posible durante el segundo semestre. Pero también es aconsejable visitar tu clínica dental antes de quedarse en estado. Por dos motivos:

  • En un primer lugar, para estar preparada ante los posibles cambios y alteraciones en la boca que ya hemos comentado, en el que si es necesario se realizará una limpieza bucal profunda, llamada tartrectomía.
  • Por otro lado, se observará si la mujer necesita un tratamiento odontológico contraindicado en el embarazo, por lo que se realizará con anterioridad o sino, habrá que esperar los meses de embarazo.

Muchas son las pacientes que se quedan embarazadas y nos pregunta, por qué sufren varios problemas dentales. La respuesta reside en varios motivos:

  • Descuido de la higiene oral, por lo que aumenta la acumulación de placa bacteriana.
  • Cambios de horarios y hábitos dietéticos. Esto se produce como consecuencia del aumento de la barriga en la que la mujer sacia antes su necesidad de comer. Se ingiere menos comida pero de forma más reiterada por lo que afecta a la higiene diaria. La SEOP aconseja evitar dulces y alimentos de consistencia pegajosa, como chucherías, bollería industrial, refrescos o zumos envasados.
  • Vómitos y reflujos del ácido gástrico. Entre el 75 y 80% de las mujeres embarazadas en el primer semestre sufren náuseas, incluso, a veces, la llamada hiperémesis gravídica. Esto produce deshidratación, pérdida de peso y otros trastornos. Esto síntomas conducen a una erosión del esmalte de los dientes, lo cual aumenta la aparición de las caries.

Los problemas dentales más frecuentes durante el embarazo es la gingivitis, que afecta entre el 60 y 70% de las mujeres entre el tercer y octavo mes del embarazo y desaparece después del parto.

  • Encías enrojezidas, inflamadas y sangrantes, incluye entre sus causas la acumulación de placa bacteriana, a la cual se suman los cambios vasculares y hormonales propios de este periodo.
  • Otro de los problemas es el llamado “tumor de embarazo“, el cual trata de un problema benigno también conocido como granuloma de embarazo. Son bultos que crecen en las encías que padecen gingivitis y generan dolor, que en algunos casos provoca movilidad dentaria.

En Clínica Miguel Ángel García aconsejamos una revisión antes, durante y también después de la gestación para ayudar a prevenir todos estos problemas propios del embarazo.