Llama aquí
Llama aquí
infecciones dentales

Infecciones dentales: ¿Qué las provoca?

Hay ocasiones en las que sentimos dolor en las encías o en los dientes y no le damos gran importancia, pero lo cierto es que eso es un error. Decir esto es porque ese dolor podría suponer que se tiene una enfermedad bucal. Hoy, desde Clínica Dental Miguel Ángel García Pérez e Hijos, queremos recordaros concretamente las infecciones dentales, además de cuáles son las más frecuentes.

¿Qué puede causar las infecciones dentales?

Por lo general, todo se deriva de la caries como consecuencia de que las bacterias de las infecciones dentales quedan aisladas y comprenden una mezcla de estreptococos orales. Suelen ser del grupo “Streptococcus anginosus” y los anaerobios estrictos y las especies de Prevotella y Fusobacterium.

Estas cepas pueden eliminarse mediante la ingesta de antibiótico común y es muy raro que se recete un tratamiento que los mezcle con metronidazol. Cuando esto ocurre, es porque hay sospecha de que puede haber una infección por especies de Prevotella lactamasa β positivas.

Dado que las infecciones pueden darse tras tener una caries, es posible evitarlas; para ello, hay que seguir correctamente las indicaciones de salud oral con las que mantener una correcta higiene bucal.

¿Qué infecciones dentales se dan con más frecuencia?

Una de las principales infecciones es la ya mencionada caries, que hace que se produzcan bacterias en los dientes y que el ácido los deteriore bastante. Los dulces acostumbran a ser los principales causantes de la caries, pero también lo son otros alimentos, como los más ácidos, y algunos líquidos, como los refrescos con gas, que alteran el pH de la boca y erosionan los dientes.

Otra infección es la pulpitis, que también deriva de la caries e inflama la pulpa además de producir un intenso dolor en la boca y la mandíbula que se estimula por el frío y por el calor; también puede generar dolor al morder y llegar al oído. Para eliminar la molestia no queda más alternativa que acudir al dentista ya que los analgésicos no sirven.

La gingivitis, la periodontitis o los quistes, por su parte, también son algo a tener en cuenta ya que pueden conllevar serios problemas dentales. Por este tipo de situaciones, nosotros os recomendamos que, ante cualquier molestia que notéis, nos contactéis para que podamos tratar lo antes posible vuestro problema.